¿Los videojuegos estimulan la inteligencia?

Todo el mundo ha escuchado hablar en diversos medios de comunicación sobre las personas que pasan horas frente a la televisión o la computadora jugando videojuegos. Los padres se enfrentan a sus hijos y se quejan de los videojuegos violentos no son buenos para su desarrollo, pero cada vez más personas de mediana edad disfrutan de ellos e incluso se juntan para pasar horas con los mandos en la mano.

 

Como podemos comprobar todos los días, la realidad es que muchas de estas máquinas se utilizan para rehabilitar pacientes que han sufrido afecciones o para entrenar militares o científicos especializados, como cirujanos e incluso pilotos de aviones. La pregunta por tanto es obvia, ¿los videojuegos estimulan la inteligencia? ¿O todo lo contrario?

 

ageUno de los estudios más recientes en este sentido es el que han hecho en la Oficina Naval de Estados Unidos, según el cual los videojuegos tienen beneficios para los adultos, ya que incrementan su capacidad de procesar información y
sus habilidades a la hora  de resolver problemas, y dando como resultado que los que juegan a los videojuegos tienen entre un 10% y un 20% más capacidad cognitiva y perceptiva que la gente que no lo hace. Estos estudios por supuesto, al ser parte del sector militar, están destinados a aumentar la eficacia de sus soldados a la hora de plantear estrategias de combate, pero también se aplican a la población en general.

 

Según los datos de la investigación, los videojuegos incrementarían la inteligencia fluida, o lo que es lo mismo, la capacidad de adaptarse, crear tácticas y resolver problemas nuevos para los cuales no se cuenta con experiencia o preparación previa.

 

Años antes se creía que esta era innata, pero en el último tiempo, con los avances en el campo de la llamada “plasticidad cerebral”, se cree que actividades como estas incrementan la memoria a corto plazo y la percepción sensorial, pudiendo posteriormente estas habilidades trasmitirse a otras tareas diferentes a las de jugar frente a una consola, lo que hace que ser un gamer consumado sea beneficiosos en distintos ámbitos de la vida diaria y profesional.

 

Como es lógico, estos resultados pueden extenderse al caso de los niños, de amanera que tras estos videojuegos y consolas de nueva generación como Xbox One y PlayStation 4, por citar un ejemplo, podrían esconderse beneficios a largo plazo en lo que respecta al planteo de estrategias y resolución de problemas.

Si estas habilidades se trabajan y las extendemos hacia el campo laboral, nos encontramos que dichas habilidades podrían ser útiles en un futuro no muy lejano cuando los ahora niños deban tomar decisiones de un momento a otro, y más con las presiones en cuanto a efectividad y resolución en poco tiempo.

 

Parece ser que pasar horas frente a la pantalla, enfrentando diversas situaciones que conllevan una serie de toma de decisiones, así como el desarrollo de habilidades no es tan negativo como los que no son gamer han querido hacernos ver. ¿Y tú que opinas?

Los videojuegos aumentan el rendimiento académico

Desde hace cierto tiempo,  los aficionados al mundo del videojuego estamos viendo con asombro como la opinión pública está cambiando de manera radical su manera de pensar en relación al potencial educativo que los videojuegos pueden llegar a ejercer sobre los jóvenes. De esta manera el concepto de videojuego como una especie de mala costumbre que hace que nuestros jóvenes adquieran toda una serie de normas erróneas o no deseadas, así como la idea de que los videojuegos están estrechamente relacionados con el fracaso escolar, está cambiando de manera que hoy por hoy se tiende más a considerar dichos videojuegos como una excelente herramienta, que tratada correctamente y trabajada en el marco educativo, para que nuestros jóvenes desarrollen habilidades académicas desde un enfoque divertido y motivador.

 

De esta manera, son cada vez más los expertos que aseguran que el videojuego es una herramienta, con un alto poder motivador y positivo, ya que parten de algo que interesa a nuestros jóvenes en edad escolar, siendo este hecho uno de los más importantes para que el individuo sienta las ganas y la pasión por aprender de algo.

 

En este sentido, hemos podido ver que existen distintas reuniones y congresos para tratar el tema de los videojuegos como un elemento más que debe estar presente en las acciones educativas, hasta el punto que muchas universidades ya forman a sus alumnos que serán en un futuro profesores, en el uso adecuado de esta herramienta como parte importante de su práctica de enseñanza.

 

Algo que por otro lado no nos extraña, ya que como hemos señalado, tanto profesionales de la educación como los padres de estos jóvenes en edad escolar sienten cada vez más la necesidad de saber cómo afrontar y usar de manera positiva los videojuegos como una parte ineludible de la sociedad actual en la que los jóvenes se mueven a diario y para la que de nada sirve que se intente dejar de lado, como ya hemos podido ver durante estos pasados años.

 

Por otro lado, en los centros educativos en los que se ha empezado a llevar a la practica la inclusión de los videojuegos dentro de la práctica diaria en el colegio, la respuesta de los alumnos es muy satisfactoria, de manera que podemos ver que más del cuarenta por cien de los alumnos han conseguido aumentar de manera satisfactoria su nivel y rendimiento académico.

 

Todo indica que el cambio de ideas de la mayoría de la población con respecto a los videojuegos y las experiencias piloto llevadas a cabo en varios colegios y centros educativos, pueden suponer que los videojuegos se conviertan en una herramienta más al servicio de la educación, algo que sin duda nuestros estudiantes agradecerán y que hace que el sueño de que la escuela sea además de un lugar en el que aprender, un lugar en el que las personas se lo pasan muy bien esté cada vez más cerca.

Los precios de los juegos llevan a los gamers a los free to play

El tema de que los precios de los videojuegos, consolas de nueva generación, periféricos, cuotas mensuales por las plataformas de juego online, DLCs, etcétera, es algo que todos hemos mencionado en algún momento o que hemos comentado en algún foro o página web especializada, y por qué no decirlo, que todos sufrimos en mayor o menor medida dependiendo de cómo sea nuestra economía.

 

El mundo del videojuego, como bien es sabido, está bastante dirigido a un tipo de público en concreto, en particular a los jóvenes que dicho sea de paso no suelen contar con unos ingresos regulares y estables y que en la mayoría de los casos dichos ingresos no son propios sino dependientes de sus padres.

 

¿Qué hacer ante esta situación en la que los precios de los juegos son muy elevados y en la que no se dispone de efectivo para hacerse con los juegos? La solución que han encontrado muchos jugadores pasa como casi siempre por el uso de internet. Y es que siendo realistas la mayoría de los jóvenes de hoy en día dispone de una conexión a internet en su domicilio, por lo que la mayoría tienen acceso a toneladas de contenido, entre el que destacan los juegos free top lay que tan de moda se han puesto últimamente.

 

Este tipo de juegos son de carácter gratuito, pagando solo por ventajas y por mejoras de nivel de los personajes, si bien este tipo de mejoras y ventajas son totalmente optativas y no impiden que se pueda jugar con normalidad, aunque es innegable que tenerlas facilitan mucho el juego así como su disfrute.

Es por esto que este tipo de juegos, entre los que podemos encontrar cientos de géneros si bien predominan los juegos deldota

genero RPG y MMORPG, se han convertido en el refugio de miles de usuarios, bien sea por la calidad que muchos de estos juegos tienen, o bien sea por el carácter gratuito de los mismos, de manera que la posibilidad de entretenimiento, aun sin disponer de medios económicos suficientes para poder comprar juegos con cierta regularidad, sigan siendo considerables.

 

A este auge de los videojuegos free to play no solo contribuye la crisis económica y los pocos medios económicos de los que disponen los jóvenes en general, sino también el hecho de que hoy en día estos jóvenes disponen de toda una serie de dispositivos móviles, como por ejemplo smartphones y tablets, que hacen que la accesibilidad a la red y por extensión a etse tipo de juegos sea mucho mayor y más fácil.

 

Sea por una u otra cosa, lo que es innegable es que el éxito de este tipo de juegos no es algo que haya llegado para marcharse en poco tiempo, sino para quedarse durante muchos años, algo de lo que debemos estar bastante contentos.

Los adultos también son gamers

El mundo del videojuego, de la misma manera que en otras aficiones, está lleno de falsas ideas preconcebidas  y prejuicios. Una de los más características es la idea de que los videojuegos son un producto que solo consumen niños y adolescentes, sin embargo está idea está muy alejada de la realidad, ya que muchos adultos también tienen a los videojuegos como una de sus principales aficiones.

 

Si nos paramos un poco a pensar esto es totalmente lógico ya que, la mayoría de los que somos hoy adultos, somos una generación que creció en su totalidad con los videojuegos. Esto por añadidura, hace que el tener una consola para jugar sea tan habitual como el ir a trabajar todos los días por la mañana. Dicho de otra forma nuestra infancia, adolescencia y ahora edad adulta ha estado siempre acompañada por personajes como Pong, Pac-Man, Mario Bros, Space Invaders en nuestra infancia, como Street Fighter, Final Fantasy, Doom en la adolescencia e incluso Halo, Fifa , Assassin’s Creed en los años recientes.

 

Casi todos estos adultos a los que nos referimos en todo momento de sus vidas han estado en contacto con los videojuegos así como con las diferentes consolas que han aparecido y desaparecido, haciendo de los videojuegos parte de su carácter.

 

Hoy en día los adultos que hemos crecido con las primeras consolas, somos productivos y contamos, en la mayoría de los casos, con ingresos propios, por lo que no es nada extraño que compremos consolas sin necesidad de que haya niños en casa. Por este motivo no es raro que encontremos en un mismo hogar una Xbox 360, una Wii, una PlaySation 2 o 3, etc… y eso sin contar el hecho de la moda por lo retro que hace que muchos adultos busquen juegos de su niñez que pertenecían a N64, Snes , Sega e incluso Atari.

 

X boxPero no solo esto, sino que además esta generación de adultos que hemos crecido con los videojuegos, suele ser bastante receptiva a nuevas tecnologías, por lo que es normal que sean usuarios de smartphones y tablets . En este marco y teniendo todas estas consolas, el adulto juega, y lo hace de la misma manera que un adolescente o niño, pasando del orden de 3 a 4 horas de media delante de la televisión, jugando a sus juegos favoritos.

 

Sea como sea es hora de que desterremos la errónea idea de que los videojuegos y consolas es algo que solo es usado por niños y adolescentes. Bien es cierto que estos dos grupos son los que más tiempo pasan jugando, pero el sector del público adulto, con recursos económicos propios es sin duda un sector importante en lo que se refiere al consumo de videojuegos… a fin de cuentas somos la primero generación de gamers.

La nueva generación de consolas o consolas para la élite

Por mucho que los gobiernos de turno se empeñen en decirnos que lo de la crisis económica mundial es ya cosa del pasado, la realidad nos enseña que dicha crisis y sus efectos aun están muy presentes, algo que podemos comprobar en el descenso del consumo en casi la totalidad de los sectores del mercado y en los altos índices de desempleo que hay en los diferentes países.

 

Esta falta de liquidez también se ha hecho notar en el mundo del videojuego que, como es lógico, no está exento de estos efectos y que además podemos ver en el descenso de ventas generalizadas de sus distintos productos y de cómo los usuarios recurren cada vez más al peligroso campo de la piratería, algo dicho sea de paso que desde aquí desaconsejamos.

 

Grandes Compañias

 

Sin embargo, las grandes compañías encabezadas por Sony y Microsoft, como grandes exponentes de la nueva generación de consolas, lejos de sacar al mercado consolas asequibles en la medida de lo posible al público y a sus posibilidades económicas, lanzan al mercado consolas cuyo precio oscila entre los 400 a 500 euros.  Si tenemos en cuenta que el público mayoritario al que van dirigidas esté en el grupo de lo que podríamos llamar jóvenes, el producto se escapa de la posibilidades económicas de dicho grupo. Hemos de tener en cuenta que la gran mayoría de jóvenes no disponen de ingresos económicos propios o bien sus ingresos no suelen ser demasiado elevados, por lo que el precio que hemos mencionado es en muchos casos inalcanzable.

PLay 3

Por otro lado tenemos que, como es habitual, estas consolas sean un regalo o sean pagadas por los padres de estos jóvenes, pero aun así tenemos que recordar que estamos ante una situación económica en las que las familias no disponen de demasiado dinero que gastar en elementos como consolas, o bien que este gasto supone un esfuerzo económico importante.

 

Da la impresión de que estas consolas, y los juegos que hay en el mercado para ellas, a día de hoy pertenecen a una serie de personas que podemos llamar privilegiados que disponen del suficiente dinero para poder pagar la consolas, los juegos y la subscripción mensual para poder jugar en las modalidades online.  Estamos de esta manera ante una nueva generación de consolas que parece que han sido lanzadas para la élite económica, al menos actualmente y hasta que los precios (algo que ya ha pasado con otras generaciones) bajen para  que puedan ser accesibles a la mayoría del público  o bien a que la situación económica actual haya cambiado considerablemente y las familias dispongan de más recursos económicos, hasta ese entonces la mayoría de nosotros solo tendremos la opción de esperar y ahorrar todo lo que podamos.